20 de enero de 2010

Azul Efrit

El Océano Pacífico se salía del mapa
No había donde ponerlo
Era tan grande, desordenado y
azul que no cabía en ninguna parte
Por eso lo dejaron frente a mi ventana.
El Mar, Pablo Neruda

Escucho tu voz
en la caracola

Me llamas
en sueños levantas olas sobre mi
y me arrastras a tu fondo
despierto
me extrañas,
-no tardo-

Llego
caracola,ondas
olor a brisa
ablandan el paladar al recordar
tu leche salada

Cara a cara
no existe el temible gigante

Tus ojos, juguetones me divisan
revuelcas basura y algas
en la orilla

Corro a ti, descalza
lágrima-cocodrilo
se asoma

travieso lames mis dedos,
mis tobillos cual cachorro a su amo
lengua-lija-salada

Con euforia
me lames también el rostro
lija de sodio

No te importa ni a mi
que tu abrazo me engulla
estas apasionado -me digo-

Recuerdas entonces
mi humana-condición
bajas la marea, yo la mirada

-hamaca tu oleaje para mi-
pacifico, azul

Soy pequeña mi querido Efrit
apaciguados entonces
nos conformamos con vernos.

1 comentario: